U-Boat Argentina

Este blog tiene como objetivo describir hechos históricos. Bajo ningún concepto se tratan temas políticos. La aparición de cualquier imagen o fotografía relacionada a regímenes totalitarios es puramente ilustrativa y relacionada a temas históricos tocados en el sitio.

La dentadura de Hitler siempre fue la clave

Los estudios realizados recientemente sobre los restos de Adolf Hitler que guardan celosamente los rusos, llevados a cabo por un equipo de científicos liderados por el francés P. Charlier, han causado bastante revuelo por estos días.

"Se acabaron las teorías conspirativas", declaró el francés con estridencia en su artículo publicado en el European Journal of International Medicine., luego de comprobar incontrastablemente que se trataba de los restos del dictador.

Las fotografías fueron publicadas en Le Monde
A decir verdad, esta noticia no puede sorprender a nadie que no haya seguido, seriamente y responsablemente, este intrincado asunto durante los últimos años. 

Hace tiempo escribí que la clave de la identificación de los restos del dictador reposaba sobre los restos de su dentadura, llevada a Moscú en 1945, tal como ella misma lo relató años después, por la agente e intérprete del Smersh Elena Rzhevskaya. (Ver: Mandíbula y supuesto cráneo de Adolf Hitler; fragmento del libro “Mito y realidad sobre la muerte de Adolf Hitler

Muchos no saben que Käthe Heusermann, asistente del Dr. Blaschke, odontólogo personal de Hitler, y Fritz Echtmann, técnico dental que había trabajado sobre la dentadura de Hitler, fueron interrogados en 1945 por los soviéticos. Ya en ese año, los citados especialistas realizaron croquis que coincidían perfectamente con los restos hallados e identificaron luego los restos como los del dictador. 

Por lo tanto, como se dijo al principio de esta breve artículo, quienes estaban al día con los verdaderos hechos acontecidos, no pueden asombrarse demasiado con las “nuevas viejas” revelaciones de Charlier, a quien, sin embargo, debemos reconocerle la voluntad de contar la verdadera historia cuando las nuevas generaciones son ganadas por teorías conspirativas basadas en intereses caprichosos. 

La verdad está ahí. Es más simple de lo que parece; es sólo cuestión de verla sin dobleces ni reality shows.



2 comentarios:

  1. Es mucho mejor un analisis de ADN que cualquier croquis, declaatcion o prueba aportada en los interrogatorios. No les parece? Vivimos en el siglo XXI y es hora de afrontar la realidad y las oportunidades que nos brinda la ciencia en vez de repetir antigüedades.

    ResponderEliminar