U-Boat Argentina

Este es un Blog que tiene como objetivo describir hechos históricos. Bajo ningún concepto se tratan temas políticos. Algunos contenidos son generados por su autor, otros, debidamente referenciados, son opiniones de terceras personas. La aparición de cualquier imagen o fotografía relacionada a dictaduras o temas sensibles es puramente figurativa y relacionada a temas históricos tocados en el sitio.

Investigaciones en las islas del Tigre

Escondida en un rincón del delta del Tigre, todavía sobrevive una vieja casa... Los añejos árboles que bordean el estrecho arroyo son los mismos que, hace 70 años, eran testigos de como un grupo de alemanes llegaba a una desolada isla con el propósito de instalar un radiotransmisor que los enlazara con su patria. El dueño de casa recuerda aquellos lejanos días y hasta conserva unos viejos trastos oxidados que alguna vez fueron una estructura para sostener un antena... Agentes prófugos, cajas misteriosas enterradas y otras cuestiones, que parecen salidas de una película de James Bond, asoman en el relato. Tal vez algún día esta investigación vea la luz del día en mi tercer libro o tal vez permanezca guardada por algunos años más, quien sabe...

El puntapié inicial para mis investigaciones en el delta del Tigre fue una serie de denuncias halladas en el archivo de la Cámara de Diputados. Una vieja carpeta rebosante de cartas enviadas por particulares, que ventilaban las actividades de células nazis en dicha zona. A continuación comparto una de aquellas denuncias dirigidas al diputado Solari, la cual data del años 1942. Sin embargo, Cómo se puede comprobar en la segunda imagen, la comisión de diputados creada para investigar estas actividades estaba al tanto de que en las islas del Tigre actuaban células pro nazis desde 1940.
A pesar de toda esta información, el Gobierno argentino no tomaría cartas en el asunto hasta agosto de 1944, cuando Coordinación Federal detuvo a los principales implicados.

Probablemente, en el marco de un tercer libro de mi autoría, se publicarán los pormenores y detalles de todas estas actividades nazis en el delta del Tigre, provincia de Buenos Aires, Argentina.

Mas información click aquí





Der Trommler, porteño y nacionalsocialista

"Der Trommler" literalmente "el tamborilero", era durante los años ´30 una revista porteña publicada en alemán... de claro corte pro nazi. 
El editor de la revista era nada menos que Alfred Müller, un inmigrante alemán que desde su humilde casita de Banfield llegó a ser el Landesleiter del partido nazi en Argentina desde 1936 hasta 1940. Sobre este personaje he hablado bastante en mis libros, ya que fue protaginosta de un incidente que llegó hasta las más altas esferas en 1939: El affaire Patagonia. 

Las numerosos compañías germanas radicadas en la capital argentina eran obligadas a pautar publicidad en las páginas de Der Trommler; una segura fuente de financiación...
A fines de los años ´30, cuando la actividad del NSDAP fue puesta bajo la lupa, Der Trommler dejó de aparecer en Buenos Aires.
No hay que sacar falsas conclusiones, su objetivo era el adoctrinamiento de la comunidad germano parlante de Argentina, no la hispano hablante.


A continuación una fotografía de la publicidad de contratapa de la SIEMENS, Av. de Mayo 869, en idioma alemán.

Fotografías y texto: Julio B. Mutti

Alfred Müller, Landesleiter en Argentina entre 1936 y 1940

Investigaciones sobre una vieja lobería nazi de Santa Cruz, Argentina



En la aún hoy desolada costa de la sureña provincia de Santa Cruz, en el centro del golfo de San Jorge y a mitad de camino entre Comodoro Rivadavia y Caleta Olivia, existe una antigua y abandonada lobería; vieja factoría dedicada a la explotación de recursos derivados de los lobos marinos.
Dicho paraje, que para los años cuarenta era propiedad de la firma Lahusen, de capitales germanos, fue señalado por los servicios de inteligencia aliados como posible centro clandestino de reabastecimiento de corsarios alemanes operativos en el Atlántico Sur.
El investigador canadiense Ronald Newton, durante la redacción del informe preliminar de la CEANA (Comisión de Esclarecimiento de Actividades Nazis en Argentina), realizado por encargo del Gobierno argentino en 1998, logró hallar documentos de inteligencia americanos que detallaban la existencia de dicho lugar y las sospechas que recaían sobre sus verdaderas actividades. (1)
Así, basado en la mencionada fuente, Newton escribió lo siguiente en 1998: “En mayo de 1941, por ejemplo, una fuente habitualmente confiable describió dos bases alemanas, una en Península de Valdés entre Lobería y Punta Delgada y la otra en el extremo sur en el Territorio Santa Cruz, 8 km al norte de la desembocadura del Río Deseado, un área de numerosas cuevas. En palabras del informante, numerosos reabastecimientos de combustible habían sido llevados a cabo por los buques cisterna propiedad de la firma Astra. La figura central en estos asuntos clandestinos fue un empleado de Casa Lahusen, un tal Schulz, cuya base de operaciones estaba en el pueblo de Nueva Lubeca. El 18 de diciembre de 1941 llegó un informe similar con respecto a Lobería. Y de acuerdo con el mismo informante, en Caleta Córdoba se encontraba otra base secreta y había otra en Caleta Olivia que estaba disfrazada como Cía. de Extracción de Aceites y Grasas, una sucursal de la firma Lahusen (ésta es aproximadamente la misma ubicación de la empresa "noruega" a la que "Robert" había hecho referencia anteriormente). Una vez más se informó que el buque cisterna Astra, de la compañía petrolera del mismo nombre, había reabastecido de combustible a submarinos.” (2)

Debemos destacar, llegado este punto, que el informe final de la CEANA omitió el párrafo precedente.

Setena años después, una vez que las modernas rutas nacionales permiten el acceso al lugar en cuestión, un grupo de buzos entusiastas de la provincia de Santa Cruz decidió hacer un reconocimiento del lugar mencionado como un posible puerto clandestino de corsarios alemanes.
Infinidad de veces se ha relacionado este tipo de hechos con submarinos alemanes. Oficialmente no operaron durante la guerra sumergibles alemanes en las costas patagónicas, mucho menos en 1941, sin embargo, ya desde el comienzo de la contienda, corsarios de otros tipo, como cruceros auxiliares y acorazados de bolsillo, surcaron los fríos mares del sur. Podemos agregar también, que para aquella época, la prensa sudamericana publicaba informes sobre las actividades de dichos corsarios muchas veces confundiendo a los cruceros auxiliares germanos con los famosos submarinos de Dönitz, los cuales en realidad operaban mucho más al norte, al menos oficialmente.

A continuación se detallan una serie de fotografías compartidas por el buzo Adrián Acosta Fabio, lector de “Los Verdaderos Últimos Días de la Segunda Guerra Mundial”, realizadas en el lugar citado en el presente texto.

Lugar exacto: 46° 6'52.14"S y 67°37'40.78"O 


(1) US Naval Attaché 189 to JCS, Santiago, 12 May 41; en USNA, Record Group 38, C-10K 22986B.

(2) Ver informe preliminar CEANA, febrero de 1998, “ACTIVIDADES CLANDESTINAS DE LA MARINA ALEMANA EN AGUAS ARGENTINAS, 1930-1945, CON REFERENCIA ESPECIAL A LA RENDICION DE DOS SUBMARINOS ALEMANES EN MAR DEL PLATA EN 1945”. Ronald C. Newton.