U-Boat Argentina

Este blog tiene como objetivo describir hechos históricos. Bajo ningún concepto se tratan temas políticos. La aparición de cualquier imagen o fotografía relacionada a regímenes totalitarios es puramente ilustrativa y relacionada a temas históricos tocados en el sitio.

El hundimiento del vapor argentino Río Tercero

El 22 de junio de 1942 se produjo un hecho que daría mucho que hablar en Argentina. Pasados treinta y cuatro minutos de la medianoche, el solitario vapor “Río Tercero”, perteneciente a la Flota Mercante del Estado (argentino), estalló 120 millas al sudeste del puerto de Nueva York, el que había dejado doce horas antes cargado con 3.500 toneladas de mercaderías. El responsable de la catástrofe había sido uno de los tres torpedos lanzados por un furtivo submarino alemán.
Rápidamente la nave neutral de 4.864 toneladas se fue a pique, llevándose consigo a cinco marineros de nacionalidad argentina. Según los diarios de la época, ellos eran: Clemente Alvarez, Roberto Emilio Giménez, Luis Protto, Angel Elfi y Justino José Aguilar.


El capitán Luis Scalese y treinta y nueve tripulantes quedaron flotando a la deriva en los botes salvavidas. Fue entonces cuando los marinos argentinos supieron la causa de la explosión que los había hecho naufragar. No muy lejos de ellos emergió la inconfundible silueta de un submarino alemán que de inmediato se acercó a los botes. Según las declaraciones de los sobrevivientes, el sumergible llevaba inscripto en la torreta un número y la leyenda “Innsbruck”. 
39° 15'N, 72° 32'W – Grilla de la Kriegsmarine CA 5651
Para evitar represalias, el capitán Scalese dijo a los alemanes que no había pedido auxilio por radio y que no llevaba con él el libro de navegación. Ambas cosas eran falsas. El comandante argentino fue subido a bordo del submarino e interrogado hasta que entregó su libro. Los alemanes se alejaron entonces, pero poco rato después estaban de vuelta; apuntaban a los argentinos amenazadoramente con las ametralladoras de la torreta. Tal vez se propusieran borrar la evidencia de su infortunado error. Fue en ese momento cuando un salvador bombardero estadounidense, alertado por el SOS emitido por el radiotelegrafista del “Río Tercero”, arrojó cuatro cargas muy cerca del casco del lobo gris, haciéndolo sumergir de inmediato.

El capitán Scalese justo en el centro
Al día siguiente, para indignación de la opinión pública del país neutral, los diarios argentinos y el ministerio de Relaciones Exteriores daban a conocer la trágica noticia y achacaban el hundimiento al submarino “Innsbruck”. En realidad se trataba del U-202, sumergible del tipo VII C, que llevaba pintado el escudo de armas de esa ciudad en su torreta. Lo del número visto en junto a la inscripción es un enigma, ya que en tiempos de guerra estas naves no llevaban dicha identificación. El comandante de la nave era el entonces Kapitänleutnant Hans-Heinz Linder, experimentado oficial de la Kriegsmarine que se hallaba en su sexta patrulla de guerra, y que había navegado en 1940 en el legendario U-96 de Heinrich Lehmann-Willenbrock. Resulta extraño que Linder haya cometido un error de tal magnitud.

Diario El Litoral, 23
de junio de 1942

El U-202 había sido elegido por el alto mando de la Kriegsmarine para una operación muy especial. Linder partió de Brest, norte de Francia, el 29 de mayo de 1942. Llevaba a bordo un cargamente muy especial, cuatro espías que desembarcó la madrugada del 13 de junio en Long Island. George Dasch, Heinrich Heinck, Richard Quirin y Ernst Burger formaban parte de la Operación Pastorius. Junto a otros cuatro agentes que desembarcó el U-584 debían llevar adelante acciones de sabotaje. Muy pronto fueron capturados por el FBI.

El 21 de junio, el comando de sumergibles asignó al U-202 y al U-584 la zona de patrullaje CA 79.

Luego de torpedear al “Río Tercero”, tal como hemos narrado, Linder transmitió el siguiente mensaje que quedó registrado en el diario de guerra del mando de sumergible: “Situación U 202: no hay tráfico cerca de la costa. Actividad aérea media, sin patrulla marítima. 22.6 hundido: vapor argentino "Río Tercero" ex- Fortunstella (4.864 BRT), sin bandera o marcas de neutralidad. Servicio de transporte de Nueva York a Buenos Aires.”

Efectivamente, el “Río Tercero” era el ex buque italiano "Fortunstella", internado en 1940 en Necochea y comprado finalmente por la flota mercante argentina. Había sido construido en 1912 en Liverpool, y mientras sirvió a la corona británica tuvo el nombre de “Eboe”.

Linder, por su parte, alegó en su mensaje de radio a sus jefes que su error se debía a que la nave argentina no llevaba marcas distintivas; algo que desmienten las últimas fotografías del vapor mercante. El día posterior al hundimiento el U-202 completó la información: “El vapor estaba navegando en un curso de 135°, no lo hacía en zig-zag. Buena visibilidad, horizonte brumoso. La identidad del barco se descubrió después de que fuera hundido, por declaraciones del Capitán. El vapor navegaba sin marcas.”

En este segundo mensaje Linder declaró que la bruma pudo jugarle una mala pasada, aunque insistió con la falta de marcas de neutralidad. También corroboró la historia de que el capitán argentino Scalese fue interrogado a bordo del U-202.

Aquella sería la última misión de Linder como oficial comandante. Al regresar a Brest fue removido del comando del U-202. De todas formas, en 1944 fue ascendido a Korvettenkapitän y ocupó hasta ese años distintos puestos en la fuerzas de sumergibles. El 10 de septiembre de 1944 murió en un ataque aéreo de los soviéticos.

Río Tercero. Uboat.net

Diario El Orden, 23 de junio de 1942

Fuentes de Información
Diario El Orden
Diario El Litoral
FdU Kriegstagebücher

No hay comentarios:

Publicar un comentario